Mi variante de la receta tradicional de arroz con leche

Hay tantas versiones de una receta arroz con leche como abuelas existen y sea parte de su recetario, y rara vez encontrarás dos versiones iguales. Esa es la mejor parte.

Esto es lo que tienen en común: la mayoría de las recetas suelen tener una presentación más delgadas de lo que cabría esperar del arroz con leche, no son demasiado dulces y en general solo están perfumadas con canela y ralladura de limón o naranja (aunque también he visto usar lima).

Muchos usan una lata de leche condensada azucarada, algunos usamos leche evaporada también. Las pasas son opcionales pero comunes.

Algunos usan un huevo o incluso dos, muchos no.

La vainilla a veces se usa, a menudo se omite. Hay versiones mexicanas, dominicanas, versiones peruanas, versiones cubanas, versiones colombianas.

Y las hay también del viejo continente y las asiáticas.

En fin, lo importante es conocer las bases y ya cada una de nosotras hará maravillas con ellas. En mi caso hice algunos cambios en los ingredientes originales, agregué sal y cambié las cáscaras grandes por una ralladura finamente rallada.

Algunas ideas divertidas para la próxima vez: cambiaré parte de la leche por una cantidad equivalente de leche de coco. Cambiando un frasco de dulce de leche comprado en la tienda por la leche condensada azucarada.

Así es como surgirá una nueva receta arroz con leche.

Resultado de imagen para arroz con leche

Ingredientes

  • 1 taza de arroz blanco de grano largo
  • 2 palitos de canela
  • 2 tiras de ralladura de limón o naranja (puede usar un pelador para obtener una pieza más grande)
  • 3 clavos enteros o una pequeña pizca de clavos molidos
  • 4 tazas de agua
  • 1 huevo
  • 3 tazas de leche entera (actualizada para notar que muchas personas, incluida mi madre, hicieron esto con éxito con leches bajas en grasa)
  • 1 lata (12 onzas) de leche condensada endulzada
  • ¼ cucharadita de sal
  • 1 cucharada de vainilla
  • ½ taza de pasas (opcional)

Preparación

Remoja el arroz, los palitos de canela, la ralladura de limón o naranja y los clavos enteros o en polvo en el agua en una cacerola pesada durante 1 hora.

Después de remojar, hierve la mezcla con el arroz a fuego alto, sin tapar. Cuando comience a hervir (aproximadamente 5 minutos), baja el fuego a medio y cocina durante 10 a 12 minutos más o hasta que el agua esté casi evaporada.

Mientras se cocina el arroz, bate el huevo en un tazón. Agrega la leche y revuelve bien para mezclar.

Agrega la mezcla de huevo, la leche condensada, la sal, el extracto de vainilla y las pasas, si se usan, al arroz y cocina a fuego medio-bajo, revolviendo con cuidado, hasta que espese un poco o hasta que tengas la consistencia deseada, revisa a partir de los 15min por aquello de las ollas y estufas.

Nota: una consistencia deseada es si deseas un arroz aguado (con líquido), un pudín cremoso y no demasiado espeso.

Ten presente que este pudín se espesa la mayor parte del tiempo a medida que se enfría, pero el resultado final debería ser más delgado que el arroz con leche tradicional.

Retira la ralladura de cítricos y los palitos de canela. Deja enfriar sin cubrir, luego enfría el resto en el refrigerador.

¡Hay miles de recetas  interesantes en internet que puedes probar para darte un gusto en casa, dáte un clavado y busca algunas!

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

shares